Cómo les gusta hacer el amor a los hombres

Mujer con – 34487

Enpor ejemplo, los psicólogos Jeffrey Burgdorf y Jaak Panskepp descubrieron que las ratas de laboratorio disfrutaban de que les hicieran cosquillas y emitían una especie de risita alegre inaudible para el oído humano. Y no solo eso, sino que buscaban activamente esa sensación. Los bonobos, por ejemplo, los llamados monos hippie, son famosos por las interacciones entre individuos del mismo sexo y las interacciones entre individuos maduros y subadultos o juveniles. Pero no hace falta ser un bonobo para disfrutar del sexo no conceptivo: los monos carablanca también lo hacen. En otras palabras, copulaban mucho aun cuando el embarazo era imposible: por ejemplo, cuando ya estaban embarazadas o cuando estaban en lactancia, justo después de dar a luz. Fuente de la imagen, Thinkstock Pie de foto, Los investigadores han estudiado las interacciones amplias y variadas de los bonobos durante muchos años. Un león hembra puede aparearse veces al día durante un período de aproximadamente una semana, y con varias parejas, cada vez que ovula. Solo se necesita un espermatozoide ansioso por completar el camino desde la concepción hasta el nacimiento, pero a la leona no parece importarle. También se ha observado un nivel similar de encuentros en pumas y leopardos.