No somos Grecia: Un Cuento sobre Malvados Villanos Caballeros Princesas y Rescates

Busca nueva – 138420

Unos procedían del exterior y otros ya se encontraban dentro. Cercados por todos los frentes, sus nobles enviaron a los mensajeros de la corte a viajar en busca de apoyos de sus antiguos aliados, como también para recabar el auxilio de otros nuevos, incluso allende de los mares. Los consejeros del Rey parecían no dar una a derechas, pero tampoco a izquierdas. De hecho, la nueva asamblea de sabios, tras prometer el fin de las desdichas de los ciudadanos, tampoco lograba obtener la pócima prometida para liberarse de tan contumaz asedio. Los pitonisos también lo intentaron, pero no lograron que ninguno de sus vaticinios se cumpliera. Terminaron por pensar que todos les mentían. Tampoco parecían incomodar a la nobleza, que soslayaba sus desdichas, concentrando su atención en salvar sus tesoros, arrebatados al pueblo durante decenios de sibilino espolio.

Se está leyendo ahora

Complexion concentrada estaba Rainbow en que Scootaloo no la viera de perfil, que mientras retrocedía, ella golpeó la barandilla de la escalera y se tropezó, cayendo y dejando ver que sus alas estaban caídas y en una posición poco normal para un pegaso. Sin saber qué hacer, Rainbow Break miró de reojo a Dusk Be good at, quien solo la miró con una triste sonrisa, como si le indicara que ya no podía escapar y que solo dijera la verdad. Entonces el pequeño dragón volvió con la corona del elemento de la brujería en sus garras. Un largo silencio siguió tras las palabras de Barb, mientras Dusk trataba de asumir que había escuchado bien y su intelecto trataba de entender la barbaridad que acababa de escuchar. Vuélvete loco en otra ocasión. Entonces ella se giró y gritó hacia las escaleras. En aquel entonces él estaba desesperado, él tenía que salvarse a sí mismo, a la princesa, a Equestria, empero por sobre todo, tenía que excluir a sus nuevas amigas, y actualidad sucedía lo mismo. Al abrir su ojo, Dusk vio nueve pares de ojos que lo veían con caras confundidas, y entonces el abrió sus ojos totalmente decepcionado.