Visor de obras.

Mucha higiene – 921720

Nada, absolutamente nada, hay en la escuela sobre lo que no tenga algo que prescribir, y siempre con notorio provecho para la obra total de la educación, la Higiene pedagógica o escolar. Lo que sí conviene hacer notar a quien la leyere, es que no obstante la reconocida utilidad de los estudios a que nos referimos, y lo mucho que abundan en otros países los manuales relativos a la Higiene escolar, no tenemos en España ninguna obra de esa clase, pues no pueden considerarse comprendidos en ellos los trabajos que sobre puntos concretos y con fines distintos del que se persigue en los indicados manuales, han dado a luz algunos de nuestros escritores Giner de los Ríos, Torres Campos, Repullés y Jareño, por ejemploy de que en lugar oportuno damos noticias. De este modo creemos poder afirmar a conciencia que el TRATADO que sigue es completo en todos sentidos, y que no hay punto de vista de los que a la Higiene de la escuela interesan, que no tenga en él lugar y no sea convenientemente desenvuelto. El Autor De la Higiene en sus relaciones con la escuela primaria Importancia y trascendencia de la higiene Se define generalmente la Higiene 1 diciendo que es el arte de conservar la salud, a lo que algunos añaden, y de perfeccionarla. De aquí que pueda afirmarse, en los términos que lo hace M. Cruveilhier 3 ,que todo hombre es responsable, bajo ciertos respectos, de su salud y de su vida, frente a frente de sí mismo y de la sociedad de que es miembro, y responsable también, en ciertos límites, de la salud y de la vida de los seres de quienes es guía y protector natural. Por someras que parezcan estas indicaciones, bastan para que se comprenda que la Higiene juega un papel asaz importante, no ya sólo en la educación física, sino en la total del individuo.

Fortuna varia de un chiste gongorino

En las tres se alude a la estrella, pero el poeta, consciente de que los devotos que escuchan su villancico en la iglesia son los mismos que han oído y festejado el del año anterior, hace lo indecible por no repetirse. Si en el bautismo de santo Domingo había agua, en el martirio de san Juan Evangelista había aceite hirviendo. Época preciso sacarle partido. Pero unos abriles después muere Prado en un incidente. Hacia el final, recuerda expresamente la historia de Hero y Leandro: Por la Ero que amó astuto, Leandro de la ficción, tan César de su opinión, que a morir alcohol por Bruto. Imitó al hijo de Febo, que a caballo subió osado: pues por el carro, estrellado cayó, donde como huevo se vio por agua pasado. Los dos personajes cervantinos reaparecen en La aventura de los batanes de don Quijote de la Mancha, asunto que tomó el boticario Francisco Pazos para un romance de pie quebrado leído en en una academia madrileña.

Mucha higiene discreción – 183895

Reino heredad

La pediculosis o infestación de piojos es una parasitosis externa, que se suele vincular con la población infantil y adolescente en edad escolar, así como a aquellos adultos que se hallen vinculados a este tipo de colectivos educadores, monitores, padres, guardas, pediatras. Aun hace poco tiempo, se asociaba la pediculosis capilar a estados higiénicos deficientes, ya que existía la creencia, hoy erradicada, de que los piojos de la cabeza proliferaban con mayor libertad en cueros cabelludos sucios y algo cuidados. Actualmente, se sabe que es muy frecuente que estas parasitosis afecten a todo tipo de individuos, libremente de su estado higiénico. Se prostitución de insectos visibles, a simple landscape, ya que su longitud oscila entre 1 y 2 mm, siendo la hembra de mayor tamaño que el macho. La cabeza de este tipo de piojos chupadores posee un boato bucal adaptado para perforar la badana y succionar la sangre de la que se alimentan.