Por qué tener una buena amiga en el trabajo es peor para la pareja que una amante

Mujer normal – 28401

Sin embargo, no es así. Un grupo de investigadores de distintas universidades alemanas ha dado una respuesta bastante menos espiritual al asunto. Para poder entender y explicar qué ocurre en nuestro cerebro cuando sentimos este tipo de atracción, los científicos alemanes contaron con un grupo de 19 hombres y 21 mujeres que, voluntariamente, se sometieron a distintas pruebas. Un primer grupo tuvo que observar varios vídeos en los que diferentes mujeres expresaban emociones como el miedo o la tristeza. La segunda prueba se hizo con otro grupo de participantes. En ella se repitió el mismo procedimiento, pero esta vez se les realizó una resonancia magnética para averiguar qué partes del cerebro se activaban con el ejercicio. Y es que, en la resonancia magnética, pudieron ver que las zonas del cerebro relacionadas con la sensación de recompensa se iluminaban cuando podían interpretar mejor los sentimientos de las otras personas. Es una situación un poco rara e incómoda pero varias investigaciones apuntan a que nos sentimos atraídos hacia quienes comparten similitudes con nosotros o nuestros padres. Lo que los participantes desconocían es algunas de las caras de las personas de las fotografías estaban mezcladas con sus propios rostros y con los de alguno de sus padres.

Consultorio de sexo

Actualidad que estamos comenzando a matar -a sangre fría, de hecho- al principito de marras, ahora que hemos abatido ya en todas las zanjas, tendremos que dejar de preguntarle al empecatado espejo si estamos guapas por afuera y por dentro y empezar a tomar las riendas de este heroína loco que es el amor. Para que no vuelvas a autoengañarte. Para que no vuelvas a justificar lo injustificable. Vemos a muchas amigas así, nosotras mismas -yo misma, quiero decir- he sido una de ellas en otro momento. Porque tenemos tendencia a montarnos unas fantasías bien gordas en la cabeza. Ese es un nacionalidad en el que cualquier pequeño anécdota que confirme nuestra fantasía, es celebrado y enmarcado y cualquier acto que la desmienta, es justificado. Como que se tire días sin responderte.