Por qué me acosté con un casado y todo lo que aprendí de ello

Ver solteros – 293071

No hay un perfil definido ni exacto. Se trata de una tendencia a andar con hombres casados por razones de traumas infantiles, abandonos del padre o la madre, o por salir de problemas económicos. Trata de arreglar la historia del padre en esos hombres. Es lo que en psicología llamamos un fantasma. Lo que hacen entonces es darlo todo sin medida alguna. Tiempo, sexo, paciencia, soportar que las dejen plantadas, en fin, es aceptar una vida de amantes. Y así se pueden ir largos años esperando los cambios o conformarse, igual que lo hizo la niña en aquel momento cuando perdió a su padre. Otro grupo son muchachas que se dejan seducir por hombres infieles, que prometen amor, son buenos conquistadores y saben manipular la circunstancia. Se enamoran legítimamente de este hombre y llegan a ver a la esposa como una mala persona, ya que el amante se ha encargado de hablar de los defectos de esa malévola esposa que lo tiene atrapado.

Artículos relacionados

Recogemos los testimonios de algunas de ellas y vemos si es producente o no Estar con un tipo arriscado no es muy divertido. El guión daría para mucho, pero hoy vamos a centrarnos en ellas, las otras. Aquellas chicas que terminan teniendo una relación secreta o pseudoromance con un tipo comprometido. Recogemos dos historias contadas en primera persona, recogidas por ' Cosmopolitan '.

Paula 28 años Filadelfia : Pensilvania EEUU

Un bajo cent Xesca, Frcompleto incluido. Sofia una auténtica. Rusa. Tenn pelirroja. Valenciana.

La aventura para ellos no era lo que los motivaba a cometer adulterio.

Pensó en Craigslist. Recibió numerosas respuestas. Algunas de las cuales incluían la foto de un nabo. Varios aseguraban haber. Ayudado a otras mujeres a cuerpo madres. Ese época. Un motivo para que Jessica los rechazara.