El primer sorbo de Copa fue para Sarmiento

Buscamos tios – 499433

Bendito seas por siempre, Señor. Yo soy del mar que se deshace en olas, yo soy del viento que revuelve el monte; yo llevo en mí todas las tardes solas, que se han dormido tras del horizonte. Me arrastré por los valles del silencio, desangrando mis noches sin testigos, y encontré en la noche y el silencio, igual que niños dos crueles amigos. De dónde viene, cómo se llama nadie lo sabe, ni yo lo sé. Quiero mirarme en tus ojos, cuando me quede sin sol, cuando en el puerto de mi alma muera la flor del amor, del amor.

Ilusión de Perú

Te tengo ganas. Prometo que luego te lo devuelvo. Tienes cara de anatomía el 9 que le falta a mi 6. Si vas a estar en mi cabeza todo el fecha, al menos ponte ropa.