Otras publicaciones:

Jovencita caprichosa me – 457891

Yo he acabado por conocer que es imposible que Manuelita me quiera. Dicen que el trato engendra el cariño. Ya ve usted que esto no es cierto, porque si del trato dependiera, yo me he esmerado en ser agradable a la niña, pero mis esfuerzos siempre han encontrado por recompensa su frialdad, su alejamiento, casi su odio…, porque yo temo hasta que me aborrezca. No quiere hablar con nadie, cuando antes era tan parlanchina y tan alegre. No quiere rezar, cuando antes era tan piadosa; no quiere coser, cuando antes se pasaba los días discurriendo la manera de arreglar sus vestidos o de hacerse nuevos; no quiere nada. Hace tiempo que noto en ella no sé qué cosa tan extraña que me da en qué pensar. Pero luego ha vuelto a su tristeza, y al sentarnos a comer, observé que ya estaba de mal humor, que casi no quería probar bocado y que aun sentía deseos de llorar.

El polaco - Molestando

Cheep Todo acto tiene sus consecuencias. Ciri todavía estaba limpiando la sangre de la espada sentada a la acera del río sobre una roca, recordando lo que había pasado hacía escasamente un instante. Se había comportado como una niña caprichosa, una mocosa que se había dejado llevar por sus sentimientos, en vez de controlarse y escuchar lo que decía su alegación. Aquel día había actuado sin figurarse, solo había hecho lo que le pedía en aquel momento el cuerpo, que era cortar la cabeza de aquel hombre para que dejase de hablar, de decir obscenidades y de insultar. Leo, el pretendiente con el que se debía casar Shani por orden de su padre, había misión el mismo error que aquel macho de Loredo, o al menos, un error parecido. La bruja metió la espada en el agua, y ésta se llevó parte de la matanza del filo de Zireael. El macho que hablaba mostraba una sonrisa zurda y una espada colgada en la cadera, donde apoyaba la mano cheat confianza. Ciri se dio la dorso mientras ataba sobre Kelpie un saco con una cabeza de Chort chorreante y viscosa. Eres la hideputa que la retiene aquí, al parecer, en Vengerberg.