Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Muchacha soltera – 182306

Muchas familias viven esta situación permaneciendo fieles a los valores que constituyen el fundamento de la institución familiar. Otras, en fin, a causa de diferentes situaciones de injusticia se ven impedidas para realizar sus derechos fundamentales. Fue continuación natural de los anteriores [2]. En efecto, la familia cristiana es la primera comunidad llamada a anunciar el Evangelio a la persona humana en desarrollo y a conducirla a la plena madurez humana y cristiana, mediante una progresiva educación y catequesis. Al recoger tal deseo mediante la presente Exhortación, como una actuación peculiar del ministerio apostólico que se me ha encomendado, quiero expresar mi gratitud a todos los miembros del Sínodo por la preciosa contribución en doctrina y experiencia que han ofrecido, sobre todo con sus «propositiones», cuyo texto he confiado al Pontificio Consejo para la Familia, disponiendo que haga un estudio profundo de las mismas, a fin de valorizar todos los aspectos de las riquezas allí contenidas. Dado que los designios de Dios sobre el matrimonio y la familia afectan al hombre y a la mujer en su concreta existencia cotidiana, en determinadas situaciones sociales y culturales, la Iglesia, para cumplir su servicio, debe esforzarse por conocer el contexto dentro del cual matrimonio y familia se realizan hoy [8]. Este conocimiento constituye consiguientemente una exigencia imprescindible de la tarea evangelizadora. A esto hay que añadir una ulterior reflexión de especial importancia en los tiempos actuales.

Documento BOE-A-1881-813

Boceto Atención Integral a la Adolescencia 2. Los adolescentes mismos nos han demostrado ampliamente que ellos y ellas pueden ser muy creativos y entusiastas, y que si se les facilita espacios adecuados, ellos pueden convertirse en verdaderos agentes socuales de cambio que contribuyan al fortalecimiento del desarrollo de su propia salud y el de sus comunidades. La tarea en términos de promoción y prevención en salud es urgente, y la participación de los y las adolescentes como promotores de salud con su grupo de pares, sus padres, sus familias y la comunidad, ocupa un rol y un lugar muy importante. A su tiempo la existencia de comunidades organizadas y activas, puede determinar la realización de acciones intersectoriales como respuesta a las necesidades de salud indentificadas. Es por esto que la intersectorialidad y la participación son inseparables. Se hace acuciante incorporar a todos los actores sociales en la plainificación, ejecución y justiprecio de la atención a los y las adolescentes. El asesoramiento y atención a los y las adolescentes en materia de salud sexual, debe darse en un marco muy amplio, en el cual se deben valorar muchos factores, entre ellos, su situación específica de riesgo, en el cual se deben valorar muchos factores, entre ellos, su situación específica de riesgo, su madurez, su desarrollo cognoscitivo y emocional, su capacidad de tomar decisiones, empero también su situación familiar: la acceso con sus padres y la aforo de estos de brindar contención a las necesidades de su hijo a. Idealmente los padres de familia deben participar en todas las circunstancias que incidenen el desarrollo y formación de sus hijos adolescentes.

Familiaris Consortio (22 de noviembre de ) | Juan Pablo II

Se aprueba el adjunto proyecto de enmienda de Enjuiciamiento Civil, redactado con avío a las prescripciones y en accésit de la autorización concedida al Gobierno por la Ley de 21 de junio de No obstante lo favorable en los artículos 4. La fallo concediendo o negando la defensa por pobre no produce los efectos de cosa juzgada. La declaración de lacería hecha en un pleito no puede utilizarse en otro si a ello se opusiere el colitigante. El de los menores o incapacitados sujetos a tutela o curatela, el de sus guardadores. Pueden promover y sostener, a instancia de parte legítima, las cuestiones de competencia:.